miércoles, diciembre 6th, 2017

Declaración de La Habana – (Noviembre 2017)

La Federación Panamericana de Lechería (FEPALE), entidad que agrupa a las organizaciones del sector lácteo de las Américas reconoce a la Comisión del Codex Alimentarius como el organismo de referencia en la normativa alimentaria a nivel internacional en su mandato principal de desarrollar normas de alimentos armonizadas con la finalidad de proteger la salud del consumidor y asegurar un comercio internacional justo.

También expresa su confianza en el fundamento científico de los estándares desarrollados por la Comisión del Codex Alimentarius para proteger la salud del consumidor y promover prácticas justas en el comercio de alimentos. Los estándares adoptados por el Codex deben, por lo tanto, seguir manteniendo un estricto fundamento científico y un enfoque basado en la evidencia a fin de conservar su relevancia e impacto.

Estos principios fundamentales serán desafiados durante la reunión del Comité del Codex sobre Nutrición y Alimentos para Regímenes Especiales en el marco de los trabajos de revisión de la norma para preparados complementarios (CODEX STAN 156-1987), la cual tendrá lugar en Berlín, Alemania, del 4 al 8 de diciembre de 2017.

Si bien compartimos plenamente las indicaciones sobre la lactancia materna en cuanto a que debe ser exclusiva hasta los 6 meses de edad y complementada con otros alimentos entre los 6 meses hasta los 2 años de edad, la guía que se pondrá a consideración generaría confusión y malinterpretación, ya que prohíbe la difusión de los beneficios del consumo de lácteos hasta los 3 años de edad.

Adicionalmente, vemos con seria preocupación el concepto de la inserción de las políticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en las normas del Codex programado para discusión para el 41 periodo de sesiones de la Comisión del Codex en Julio de 2018 (Reporte CAC párrafo 184 páginas 25-26).

FEPALE considera que la incorporación de estas directrices políticas de la OMS no es procedente ni congruente con el mandato actual de Codex ya que afectaría la credibilidad y eficacia de los estándares y procesos.

Es esencial que el accionar del Codex, sea basado en ciencia de alta calidad y criterios objetivos para el establecimiento de los estándares.

A partir de lo anterior, FEPALE manifiesta su preocupación por el avance de recomendaciones no vinculantes y carentes de base científica desde grupos de trabajo de la Organización Mundial de Salud que podrían afectar el consumo de lácteos y la adecuada nutrición de los niños. En tal sentido solicita a los gobiernos de la región objetar esta metodología y continuar trabajando dentro del Codex bajo los lineamientos históricos basados en fundamentos científicos.

 

 

La Habana, 30 de Noviembre, 2017